Vestidas para siempre

…Quizás…Relatar la historia que nos tiene hace más de 40 años unidas a Punto Clave Novias, sería más fácil, si esta no fuera una historia de vida y experiencia infinita, tal vez, si esta reseña la escribiera la misma Kattia Amar sería tan simple como “ Punto Clave es mi vida y todas las novias que se han vestido con nosotras son un pedazo de ésta”, quizás si solo quisiera reflejar el expertise, sabiduría y buen gusto al elegir cada uno de los vestidos que traemos y confeccionamos, también sería más sencillo… el tema está en que Punto Clave, con el tiempo, se ha convertido  en gran medida en una parte importante de la vida de cada una de las personas que colaboran con nosotros incansablemente para asegurar que cada detalle esté perfecto.

Quizás si les cuento que quien escribe esto es Javiera Kri junto con Karla Kri, dos de las hijas más lindas de Kattia, que, si bien,  estudiamos otras carreras y ejercimos otras profesiones, más temprano que tarde, decidimos trabajar junto a ella para seguir dando vida a un proyecto consolidado que ella forjó con todo su amor, quizás entonces, se puede imaginar que en Punto Clave nada es porque si o al azar…aprendimos de la mejor, que cada novia es un mundo y que ese único día que usará uno de nuestros vestidos será para siempre…